miércoles, marzo 05, 2008

Cicerón y Séneca


...Pequeños, tontos placeres de lector, que hoy me puedo permitir (nos podemos permitir): tonto, pequeño placer de visitar un texto que me gusta mucho y que tengo en papel; confrontarlo con una versión vieja, que está fotografiada en Internet; ver en qué momentos esa versión vieja se aleja de la que yo conocí; admirar las miniaturas del manuscrito, disfrutar el pequeño placer de leer una letra que uno no conoce, e ir descubriendo las maneras especiales que tiene esa letra para unir las palabras o trazar las "tes" o las "erres". La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes acaba, recién, de subir el facsímil de este hermoso manuscrito del siglo XIV. Ahí pueden leerse tres obras de Cicerón (Bruto, El orador y Sobre la vejez), y una de Séneca (De los remedios de cualquier fortuna); aunque esta última es, probablemente, apócrifa, eso no nos importa: está en el centro de una manera especial de imaginarnos a Séneca; hasta el siglo XVI fue muy leída y gustada; es famosa la traducción glosada de Quevedo, que también está disponible en la Biblioteca Cervantes, y que contiene además un prólogo sabroso donde el poeta defiende el derecho que tenemos de leer esos libros apócrifos de falsos Sénecas, que -aunque falsos- nos llenan de placer y nos ponen en contacto con los ancestros que también los leyeron.

Miniatura melancólica: mi amigo Alonso Zamora me enseñó, hace algunos años, que esa misma traducción está en el origen de la novela Morirás lejos, de José Emilio Pacheco...

Dice el falso Séneca (ed. cit., p. 133):
"Morirás lejos. En cualquier parte hay camino para el sepulcro. Morirás lejos. Yo estoy dispuesto a pagar lo que debo: vea el acreedor dónde me llama. Morirás lejos. Ninguna Patria es ajena al muerto. Morirás lejos. No es más pesado el sueño afuera, que en casa. Morirás lejos. Esto es llegar sin viático a la Patria".

Y glosa Quevedo:
"Morirás lejos. Fuera desdicha, si en mi casa pudiera excusar el morir. Morirás lejos. La otra vida igualmente dista de todas partes. Morirás lejos. Todo el mundo es una casa, las Provincias son aposentos: yo no mudo de casa, sino de aposento. Morirás lejos. En todas partes mi cuerpo pisa la tierra, y ve el cielo; a la una debo mi cuerpo, y al otro el alma; ¿cómo es posible que me aparte de mis acreedores? [...]"

8 comentarios:

Marietta Dedalus dijo...

Sí, yo quisiera sentir la emoción de palpar un incunable, seguiré en la búsqueda.

Y bien, sabemos así es ésto de la literatura, su origen está en tantas veces se haya dicho, quizá todo nos es una paráfrasis, pero qué buena comparativa hiciste, desde los clásicos hasta un contemporáneo.

Excelente blog, por acá andaremos frecuentando.

Sandunga dijo...

hey guapo: mañana regerso, qué tal si el martes nos vemos? te queda bien? tardecita? te llamo pa quedar contigo y cecy, hay que celebrar lo de su chamba... beijos

Rafael Mondragón dijo...

Brendiux: el martes no voy a poder. En la mañana doy una ponencia (por invitación de Israel) y en la tarde me toca ir a trabajar con Margit. Mejor a finales de semana...

Rafael Mondragón dijo...

Jejeje.... Sí, aquí nos seguiremos leyendo; y también allá, en tu blog :)

Rosminda Perlasca dijo...

Buen Blog! jejeje, 31 minutos le encantan a mi hijo...bárbaros! Saludos zapopanos

Rafael Mondragón dijo...

Sí, 31 Minutos es una cosa increíble... Saludos defeños :)

Violetta dijo...

Muchas gracias por el link a los falsos Sénecas! Está muy interesante tu blog! te dejo otro blog que encontré por si te resulta interesante.Suerte!

Rafael Mondragón dijo...

Estoy revisándolo ahorita mismo. Gracias por la dirección.