domingo, abril 13, 2008

Guapa como una lechuga

S. Herrán, Mujer en Tehuantepec
(actualmente en el Museo de Aguascalientes).

Disponible aquí.

M
e acabo de comprar el tomo II del
Cancionero folklórico de México... Miren nomás qué joyas:

4880
¡Mira qué piernas tan gordas!,
¿me las podrías regalar?
Parecen lechugas verdes
acabadas de cortar.

4906
Yo soy la carnita,
tú eres el arroz:
¡qué buena sopita
haremos los dos!

4881
¿Qué tienes en ese cuerpo
que lo quisiera comer?
¿Qué tienes en esas piernas
que no las dejo de ver?,
y si me atonto un poquito,
bizco me voy a poner.

5055b
Hoy una mujer me vendió
racimos de higos por uvas,
luego me aseguró
tener las piernas velludas;
y entonces le dije yo:
"las veremos, por las dudas".

4951
Si porque me vites feo,
piensas que no soy celoso,
advierte que si me enojo
puedo convertirme en oso.

5090
Mi novia se portó fiel
cuando llegué por aquí;
cumpliendo con su papel,
su mamá le dijo así:
"Hija, te casas con él,
o me lo dejas a mí".

4956
Dices que ya no me quieres
porque tengo aquí un granito;
no pienses, mi bien, que es sarna:
es picada de un mosquito.

4885 bis
Cuatro esquinas tiene un catre,
cinco gajos la sandía,
cuatro pies tiene tu cama,
donde duermes, vida mía.

4961
Me dijiste que fue un gato
el que entró por tu balcón:
yo no he visto gato prieto
con sombrero y pantalón.

4943
Si tú nunca me has de querer,
si tú has de ser mi condena,
agua que no has de beber
mejor jala la cadena.

2 comentarios:

las incisiones del ave mostraron: dijo...

Pues si que son una verdaderas joyas. Que gusto leerte, un abrazo.

Rafael Mondragón dijo...

Qué gusto leerte a ti, y qué bueno que te gustaron. Ojalá pronto nos encontremos