viernes, diciembre 05, 2008

Ya llegó el Teletón

Lupita Rangel me envió lo siguiente:

La farsa del Teletón

Andrés Valdez Zepeda y Delia A. Huerta Franco

Publicado en Etcétera


El Teletón-México llega a su décima edición este mes, como parte de las actividades "altruistas" en la que participan, entre otras, distintas empresas de la comunicación, personajes del espectáculo y connotados políticos. Creado formalmente con el propósito central de recolectar fondos económicos para construir y financiar los Centros de Rehabilitación Infantil (CRIT) y asistir a los niños con "capacidades diferentes", ayudándolos a su rehabilitación,1 el Teletón ha sido utilizado para hacer negocio. Lucra con el dolor y las desdichas de los menores discapacitados y con la buena fe y los sentimientos de los mexicanos.

Lo que se presenta en los medios como acto filantrópico altamente humanitario, esconde diferentes intereses perniciosos y despropósitos, en los que el lucro y el beneficio mercantil se imponen sobre otro tipo de consideraciones.

Las empresas que aportan al "fondo Teletón" tienen la posibilidad de deducir de sus impuestos lo que están obligados a pagar por ley; finalmente es el fisco el que lo está subsidiando. En algunos casos, las empresas que aparecen como donadoras obligan a sus altos y mandos medios a aportar dinero para el Teletón. Sin embargo, al poderlo deducir, las empresas "altruistas" se apropian de un recurso económico que es de sus trabajadores, haciendo así un doble negocio. Esto es, quien aporta una parte importante de la donación son los gerentes y directores de las empresas, pero al ser deducido fiscalmente por parte de la empresa, éstas obtienen un beneficio económico a partir de la cuota que aportaron sus trabajadores.

Al aparecer, de cara a la nación a través de los medios, como donantes para una causa humanitaria, las empresas obtienen, además, beneficios intangibles como lo es la mejora de su imagen, visibilidad social, un alto posicionamiento, credibilidad y, sobre todo, más rating, lo que se traduce en mayores ventas. Los medios, además, cobran la publicidad asociada al Teletón: nada es gratuito.

Una vez terminada la fiesta mediática de diciembre, las empresas participantes que ya han materializado el beneficio económico y logrado su intencionalidad comercial, se desatienden y abandonan a su suerte a los CRIT, cuyos directivos tienen que acudir a los apoyos gubernamentales para poder subsistir y así ofrecer los servicios de rehabilitación para los miles de niños solicitantes. De hecho, una institución de origen privado como la Fundación Teletón, que está detrás de este proyecto altruista, y los propios directivos de los CRIT, realizan diferentes presiones,2 perdón gestiones, para que los gobiernos en turno, sean federal, estatal o municipal, colaboren en el sostenimiento presupuestal de dichos centros.

En algunos casos, la carga presupuestal para las finanzas públicas es considerable. Por ejemplo, en 2003 la aportación del gobierno del Estado de México fue de 30 millones de pesos, el de Coahuila de 20 millones, el de Guanajuato de 20 millones, el de Oaxaca ocho y el de Aguascalientes seis millones de pesos.3 A decir del titular de Consejo Local Benefactor del CRIT Occidente, Ignacio González López, para 2006 los gobiernos estatales de Coahuila, Hidalgo y Chihuahua aportaron cada uno 28 millones y medio de pesos.4 A esto hay que agregar donaciones de los gobiernos municipales y del gobierno federal.

En el caso del CRIT de Occidente, en Jalisco, el gobierno del estado apoyó en 2006 con un monto de 3.12 millones de pesos, el ayuntamiento de Guadalajara con diez millones, el municipio de Zapopan con tres millones, el gobierno de Tlajomulco con 700 mil pesos y el ayuntamiento de Tlaquepaque con 500 mil pesos.5 A esto hay que sumar los apoyos de los gobiernos de los estados que están ubicados en la región occidente, pues este CRIT atiende no sólo a los niños de Jalisco, sino de los estados circunvecinos.

Somos los ciudadanos, con nuestros impuestos, quienes estamos aportando una parte importante del financiamiento de los CRIT, ya sea mediante la deducción de impuestos de las empresas o por subsidios directos vía donación por parte de los gobiernos, amén de las verdaderas donaciones que hacen particulares y que no las deducen de los impuestos.

Lo que aparece en los medios como un evento altruista propiamente empresarial disfraza una triste realidad: la sociedad es la que financia el Teletón, pero el beneficio principal lo reciben las empresas, como es el caso de Televisa. En este sentido, no es descabellado pensar, y deducir que lo que en realidad está pasando es que estas compañías multimillonarias se benefician con los impuestos de los mexicanos, "haciendo su agosto" en diciembre, convirtiendo al Teletón en un verdadero Negoción: un negocio redondo

1 ésta es una responsabilidad social que le corresponde al Estado resolver pero que históricamente ha sido desatendida. Los niños discapacitados requieren el apoyo incondicional y el Estado tiene que proporcionárselos. Ellos no son responsables de tal negligencia, ni mucho menos del uso mercantil que se hace del Teletón.

2 Al tratar de explicar el porqué de la decisión del gobernador de Jalisco, Francisco Ramírez Acuña, de reducir de cinco a 3.12 millones de pesos la aportación que se hacía desde las arcas estatales entre los años 2005 y 2006, el titular del Consejo Local Benefactor del CRIT Occidente señaló: "Yo creo que (la reducción de apoyos) puede ser por alguna diferencia con algunos de los medios de comunicación que apoyan al Teletón o porque se ha dicho y se ha evidenciado que es el gobierno que menos apoya al CRIT. Además él a mí me prometió que nos iba a apoyar", citado en Héctor Padilla, "Disminuye Paco el apoyo al CRIT", Mural, Guadalajara, 16/XI/06.

3 Mural, Guadalajara, 12/XI/03.

4 Véase Héctor Padilla, op. cit.

5 Idem.


Andrés Valdez Zepeda es catedrático de la Universidad de Guadalajara y miembro del Sistema Nacional de Investigadores.
azepeda@cucea.udeg.mx
Delia A. Huerta Franco es asistente de investigación y profesora de la Universidad de Guadalajara.

4 comentarios:

J. Roberto Cruz Arzabal dijo...

Buitres. Lo peor de todo, es que la fallida política social del estado ha orillado a la gente a recurrir a este tipo de centros para ayudarse. Por cierto, el miércoles pasado apareció esta carta en el Correo ilustrado de La Jornada. La paso al costo:

"Mientras Televisa prepara su ya conocido asalto disfrazado de 'Teletón', una mujer murió en uno de sus foros en Guadalajara. Se trata de la tía de una niña con capacidades diferentes. Asistieron al programa Operación Talento, donde salen dos payasos, Lagrimita y Costel, quienes supuestamente, al igual que la fábrica de sueños, “ven por los niños”. Al percatarse que tanto la niña como su tía se habían sentado hasta adelante, los de “seguridad” exigieron a la señora que pasara a la parte de arriba, pues no querían que en ningún momento la niña saliera a cuadro. Así, Genoveva Romero García, de 55 años, cargó a su sobrina, al subir las escaleras resbaló y cayó aproximadamente tres metros; murió instantáneamente. Es sabido por todos que Televisa es elitista, pero esto es indignante, y todavía tiene el cinismo de exigir que la gente apoye su descarado atraco. Siempre dudé sobre la validez de dicho acto, pero ahora confirmo que obviamente a Televisa le valen los niños y más los de capacidades diferentes, pues “afean” sus transmisiones; sólo los explotan para poder cumplir su objetivo. ¿Dónde están las autoridades encargadas de los derechos de los niños? Como siempre, éste será un caso más de impunidad y negligencia de este monopolio. Ojalá todos nos uniéramos para poder acabar de una vez por todas con esta farsa y exigir que se deje de lucrar con el dolor de la gente y sobre todo, de nuestros niños. ¿Al menos tendrán la decencia de indemnizar a la familia de la mujer que murió por un acto de discriminación?"

La carta fue firmada por Patricia Vázquez y no he visto a la fecha un desmentido de la televisora.
Así las cosas, así el espíritu humano, así los suelos.

EL PÁVIDO NÁVIDO dijo...

Rafa: como siempre, se queda uno con mucho que pensar después de leer lo que posteas, en mi blog también escribí algunas cosas sobre esa mierda que es el teletón, acá el link.
http://pulqueparados.blogspot.com/2008/12/no-amo-mi-patria.html
Besos y copas
El P.N.

Anónimo dijo...

Obviamente no trabajo para ninguna empresa que aporte en Teletón y tampoco en ningún centro de ellos, pero trabajo con personas discapacitadas o con capacidades diferentes y realmente la atención que brinda teletón no la consigue ni el mejor centro de rehabilitación pagado, todo para los niños y sus familias es gratis, los tratan diferentes profesionales, les hacen examenes gratis, todo se hace de la mejor voluntad, si cuestionamos la forma...entonces hagan algo...yo soy terapista y también cobro por rehabilitar porque es mi trabajo...también éso está mal...menos cuestionamientos y más acción por el que sufre, a lo mejor así surge un Teletón diferente y sin tanta falsedad

José Pablo dijo...

Es verdad.. no se debe juzgar a quienes brindan las terapias en estos centros de rehablilitación ""preocupados por los niños con capacidades diferentes de méxico"" pero cabe mencionar que los conflictos son provocados por la mala administración del Teleton.. pero qué mejor que las experiencias mismas.. mi hermana tiene cornelia de lange, la limita a muchas cosas depende al 1000% de nosotros, era un sueño que llegara el Teleton a chiapas, mi madre logró que ella entrara, todo para que al mes la estubieran corriendo, fríamente les digo, sin tanto choro, fué excluida por que al parecer ella nunca iba a ser un modelo de explotación televisiva más.... aa perdón quise decir, por que nunca iva a caminar, hablar, etc. mi madre imploró mínimo por que la dejaran usar cuando menos el tanque el cual era de gran ayuda pues mi hermana estaba comenzando a aprender a flotar (créanlo) pero bueno, corrida casi a patadas le dijeron que ni eso, e mas, quien dice que era gratis, mi madre tenia que pagar para ello. Un dia ella llegó, tenia como 15 dias, y una madre con su hijita (discutiendo con una señorita al parecer personal administrativo) empapada en lágrimas recibiendo gritadas a solas por parte de esta "señorita" preguntándose por qué rayos traía a su hija, si era un caso sin remedio, que no tenia idea de por qué criaba a ese tipo de niños, si nunca servirían para nada, que era mejor que se murieran. Bueno a lo mejor no era el mejor dia de la "señorita" los comentarios se los dejo a ustedes. Otra, mi madre 3 meses despues fue a donar una silla de ruedas a una niña en especial, desde la entrada el oficial la interrogó con la intención de evitar su entrada, no dejaba que se acercara, una vez dentro salió la psicóloga, ipócritamente saludando, preguntando cómo estaba, y cómo estaba mi hermana, (nunca dejaron que mi madre tubiera acceso al crit, (a lo mejor estaba armada, con explosivos y destruía todo y a todos en un atentado) YA BASTA!!! no es posible que nuestro pueblo siga siendo engañado con tanta basura y apedradas psicológicas en beneficio de su billetera, haciendo mas pobres a los pobres y mas ricos a los millonarios. Obligación del gobierno para el pueblo, no se callen, es tiempo de gritar la realidad.