martes, diciembre 09, 2008

Televisa, discriminación y muerte

Roberto comentó un par de cosas en mi anterior entrada del Teletón. Por eso vale la pena reproducir in extenso la nota periodística:

Muere una señora en el programa de Lagrimita y Costel

El Occidental

23 de noviembre de 2008

Jorge Zamora Fuentes

Guadalajara, Jalisco.- El ama de casa identificada como Genoveva Romero García, acudió al programa "Operación Talento" celebrado en Canal Cuatro de Guadalajara, situado en Avenida Alemania esquina Enrique Díaz de León, llevando a su sobrina Miriam quien es fanática de Lagrimita y Costel.

Ambas se encontraban sentadas en las bancas de abajo para ver de cerca de sus artistas favoritos, y personal de seguridad del mismo programa la quitó de ahí y la mando hasta las gradas de arriba para que no fueran enfocadas por la cámara, sólo por que Miriam padece de parálisis cerebral.

La señora se levantó de su asiento llevándose a la niña y empezó a subir las gradas, y al querer abrazar a la niña para acomodarse perdió el equilibrio y cayó de cabeza desde una altura de más de tres metros, estrellando su cabeza en el piso y muriendo instantáneamente. Al ver a su tía en el suelo, la niña empezó a llorar desconsolada.

Las personas que estaban cerca de donde sucedió el accidente trataron de auxiliar a la víctima al verla que estaba sangrando de la cabeza, pero no tardó en llegar personal de enfermería que se hizo cargo de la situación, y tras de revisar a la mujer y ver que ya había fallecido, solicitaron la intervención de las autoridades correspondientes.

Personal del Servicio Médico Forense (Semefo) arribó al lugar de los hechos para recoger el cuerpo y llevarlo al Departamento de Medicina Legal a donde acudió Crucecita, quien dijo ser hermana de la hoy occisa, y la identificó como Genoveva Romero García, de 55 años, quien tenía su domicilio en calle Elote número 84, en la colonia Mesa Colorada.

Se desconoce si se brindó alguna ayuda a los familiares para los gastos funerales, o si les darán una indemnización.


La nota fue publicada en el diario El Occidental (http://www.oem.com.mx/eloccidental/notas/n942219.htm); fue reproducida en varios sitios de internet, y causó un gran escándalo entre los internautas. A los pocos días de ser difundida en distintos medios nacionales y estatales, Televisa desmintió lo ocurrido, a veces con un tono sospechosamente cercano al de la amenaza. Y si no me creen, vean la nota editorial de Paco Rodríguez, en El correo de Guanajuato:
Noblesse oblige. Una de las voceras de la empresa Televisa me hizo llegar ayer la versión que brinda su sucursal en Guadalajara sobre el incidente en sus instalaciones, de lo que le platiqué aquí en la entrega del domingo. De acuerdo a ello, la nota periodística sobre la que se basó el mensaje que aún corre por la web está llena de imprecisiones. Le comparto parte del texto del comunicado del consorcio televisivo:

"El pasado miércoles 19 de noviembre de 2008, la señora Genoveva Romero García, de 53 años de edad, acudió acompañada de dos de sus hijas de nombre Miriam y Carolina Pérez Romero a la grabación del programa de televisión denominado "Operación Talento" conducido por los animadores Lagrimita y Costel en la Ciudad de Guadalajara, Jalisco.

"Estando presente en el foro de grabación, le fue indicado a la señora Genoveva Romero García que los lugares ubicados en las primeras filas de las gradas, habían sido previamente designados para el jardín de niños Xóchitl, por lo que ante esta circunstancia, su hija Miriam, pequeña que adolece de parálisis cerebral, permaneció en la segunda grada sentada, incluso así aparece en un testigo grabado en el programa del día antes mencionado. Por su parte, la señora Romero y su hija menor Carolina ocuparon otros lugares.

"La señora Romero García por voluntad propia decidió subir las escaleras junto con Carolina, hasta las gradas más altas. Desafortunadamente perdió el equilibrio mientras subía las escaleras, cayó y se golpeó la cabeza. De inmediato y a instancia del personal de Televisa Guadalajara, fue trasladada al Hospital Civil de Guadalajara. Lamentablemente, la señora Romero García, falleció dos días después.

"Cabe destacar que el foro donde se graba el programa tiene una capacidad de 140 personas. Regularmente y como sucedió ese día, sólo entraron 130 espectadores, por lo que había suficiente espacio para la comodidad de la gente en las gradas. El desafortunado incidente no es imputable a la empresa.

"Televisa en su conjunto y en especial nuestra filial en Guadalajara, lamenta profundamente lo sucedido…"

Narra a continuación el boletín para la prensa acciones que Televisa ha realizado para ayudar e incluso para resarcir económicamente a los familiares de la señora fallecida, principalmente a Miriam.

También reitera que en esa empresa no se discrimina y brinda un par de ejemplos, casos de personas con capacidades diferentes, que son empleadas por el consorcio en Guadalajara.

Aclarada la posición de Televisa, este escribidor también aclara. He brindado espacio a su versión, en aras de que el lector, usted, conozca ambos puntos de vista y no por la "advertencia" que en letras pequeñas contiene el mensaje:

"Televisa es conocedora de diversas versiones periodísticas, tanto de medios del estado de Jalisco como nacionales, que refieren hechos total y absolutamente apartados de la realidad en torno al fallecimiento de la señora Genoveva Romero García, que empañan la reputación de la empresa. Televisa se reserva el derecho de interponer los medios legales correspondientes que están a su alcance para hacer prevalecer la verdad y salvaguardar debidamente su reputación".

Cuando la nobleza obliga, las amenazas sobran.

Hoy, la nota de El Occidental ya desapareció de su página oficial. Por suerte, algunos internautas fotografiaron la página; aquí les paso el archivo, para que vean que no se trata de ningún invento:

2 comentarios:

edegortari dijo...

Una lamentable tragedia, lo ocurrido en Televisa Guadalajara. El juego de la doble moral es claro, poniendo a un lado el Teletón. Para colmo no falta quien te acusa de inhumano o insensible por no "aportar" a la "causa" del Teletón. Y no olvidemos el famoso "redondeo" en los supermedados y en los oxxos, que son, basicamente, lo mismo que el Teletón. No encuentro la referencia, pero Calderón propuso en su primer año de gobierno quitar los deducibles de impuestos por donaciones a personas morales. Como podemos ver, esa parte de la reforma de Hacienda fue la que no prosperó. Saludos.

J. Roberto Cruz Arzabal dijo...

Así es Lalo, parte de la reforma hacendaria (que en realidad fue un mínimo cambio de reglamente, como suele suceder) proponía, junto con el cobro del IETU y del impuesto a depósitos en efectivo mayores a 25,000, la eliminación de la deducibilidad de las aportaciones de personas morales (e incluso, creo, físicas).
El problema es que si aquella reforma se hubiera aprobado, no sólo el Teletón y el infame redondeo se hubieran visto acabados, sino también todas aquellas organizaciones civiles que cubren vacíos que la política social del gobierno no puede o no quiere solventar. ¿Por ejemplo?, organizaciones en pro de los derechos de los animales, de ayuda a personas enfermas con VIH, enfermedades mentales, niños de la calle, promoción de la sexualidad segura e informada, etc.
Todo esto es en extremo complicado, yo creo que no podemos permitir que los empresarios sean quienes decidan los caminos de la política social (en cuyo caso estaríamos a merced de sus intereses o creencias), creo en un estado de bienestar que, a partir de la laicidad y el compromiso social, fomente la disminución de las diferencias sociales; aunque también creo que mientras el estado mexicano mantenga una política fiscal de evasión y perdón, poco podremos hacer sin las aportaciones filantrópicas.
En todo caso, lo peor de todo es,como bien lo dices, la doble moral con la que juegan. Eso es, sin duda, lo que más asco provoca de los nuevos filántropos y sus adláteres.
.
Abrazo a ambos.